miércoles, 6 de diciembre de 2017

Recursos naturales, animales y mineros en universos space opera

Esta entrada está motivada por la charla a la que he asistido hoy con relación a la mina de cobre que quieren abrir en las inmediaciones de Santiago de Compostela. Esta entrada habla de universos de ficción e hipótesis personales.

Situación actual

Los recursos minerales actuales y de los que disponemos están limitados a nuestro planeta y existen empresas invirtiendo en proyectos de minería de asteroides (extraer los recursos de los asteroides aprovechando cuando estén próximos a nosotros), pero lo cierto es que un universo donde los viajes entre puntos separados varios miles de años luz, esta limitación ya no existiría y probablemente los asteroides que nos visitan periódicamente tampoco.

Las diferentes especies habrán explotado gran parte de su planeta cuando sean capaces de viajar entre estrellas a no ser que la tecnología necesaria no la hayan descubierto por sí solos. Si sigue la misma línea que nosotros, lo siguiente a explotar serían los asteroides.

No descartaría en absoluto que hubiese alguna fundación o asociación en defensa de los asteroides como patrimonio universal de extenderse la práctica. Los asteroides podrían considerarse bienes universales y ninguna civilización de la alianza de planetas (la ONU espacial) podría reclamarlos como suyos.

Colonias mineras

El siguiente paso es explotar superficialmente los planetas que se encuentren por delante y que sus condiciones no sean extremas para los equipos de extracción. Idealmente, los gobiernos no dejarían explotar aquellos planetas que sean posibles de ser colonizados.

Siempre se explotará intentando proteger el planeta madre o planeta de origen (no cargarte tu querida patria). Para ello se instalará personal cualificado y a formar en instalaciones idóneas en colonias para protegerlos de las condiciones planetarias (hostiles) para que sea allí donde se exploten los recursos minerales.

El interés inicial en las colonias mineras no atiende a criterios de si son más idóneas para terraformar sino a criterios económicos, por lo que lo más seguro es que se abandonen una vez finalizada la explotación. Me atrevería a decir incluso que no vale ni la pena retirar las instalaciones mineras abandonadas, a menos que haya un gobierno muy avanzado y civilizado que lo obligase por tema medioambiental (una especie muy avanzada me temo).

De darse la casualidad de que un planeta rentable para su explotación tras años de producción se descubre que es terraformable, la actividad minera no se reduciría, sino que se instalarían también en esa colonia medios de producción y fabricación. Puestos a existir millones de planetas habitables, lo ideal es crear colonias residenciales en lugares que no estén contaminados o con boquetes por actividad minera. Incluso se podrían aprovechar para pruebas militares.

Que haya colonias residenciales no quita que no haya urbes o ciudades en estos planetas de producción: las urbes de estas colonias mineras-fábricas estarían habitadas por trabajadores y técnicos, pero no se descarta en absoluto que haya gente dedicada a proporcionar ocio a esta población. Evidentemente es menos ideal vivir en estas colonias que en las residenciales, mucho mejores para la salud y para el descanso.

La minería subterránea la descarto completamente en un futuro donde es barato viajar de planeta en planeta, a excepción de planetas con condiciones hostiles (lluvia ácida, tormentas...) donde sea más caro tener instalaciones residenciales adecuadamente duraderas que crear completos subterráneos, pero igualmente, es lo menos deseable: ¡tienes millones de planetas a tu disposición! crear instalaciones subterráneas es menos eficaz productivamente.

Habría también minería subterránea en el caso de habiéndose descubierto la forma de viajar entre estrellas, no sea eficiente ni suficientemente rápida, cosa que se daría en civilizaciones poco desarrolladas que estén dispuestas a explotar cualquier recursos de cualquier parte para poder avanzar en la carrera tecnológica.

El precio del metal y corporaciones mineras

De poderse extraer asteroides o planetas ajenos al nuestro los principales beneficiados son las empresas (corporaciones mineras) que pasarán a controlar por completo el precio de los minerales. En un principio, hallar enormes fuentes de una sustancia implica la reducción de su precio y cuanto más se consuma, también (no sé si os suena que se sabe si se está en crisis o no viendo el precio del acero). Así que las corporaciones mineras van a tener un papel determinante en la economía de cualquier sociedad.

El obtener sustancias sin límites, a no ser que se encuentre alguna nueva (guiño guiño a quienes escriben historias sobre el tema), hará que toda la tecnología sea barata y fácil de obtener así como hacer viables muchas investigaciones. Fin. No hay más: todo el universo es una enorme mina.

Especulando con trigo

El principal problema será siempre la obtención de comida. La población crecerá tanto como sea capaz de alimentarse. No importa si tiene todos los recursos a su alcance si no hay población a satisfacer.

Por lo que existirán colonias elegidas específicamente para la ganadería y agricultura. Para que fuese posible tener grandes superficies ocupadas para ello, lo más seguro es que se terraformasen estos planetas en su totalidad, empleándose incluso como colonias residenciales. Evidentemente, hacer posible esto exige que haya también empresas madereras e artesanía. En estas colonias se establecería la administración y habría grandes urbes dedicadas a ello.

La fauna disponible sería limitada ya que como se requiere grandes cantidades de carne para alimentar a una población repartida por el espacio se priorizará los animales que, modificados genéticamente, fuesen productivos para esta labor.

También se necesitarían recursos minerales que podrían traerlos sin problemas de fuera, como hemos visto.

Estas colonias serían estratégicas para la supervivencia de una civilización ya que aunque los recursos minerales son "ilimitados" reunir las condiciones necesarias para una colonia residencial serían enormes. Estaríamos hablando de planetas fácilmente terraformables, es decir, con condiciones óptimas de origen, con muchas similitudes ya con el planeta Tierra y que a la vez puedas proteger militarmente.

A nivel energético, usarían fuentes renovables (incluyendo biomasa) o emplearían energía traída del exterior (quema de combustibles regulada).

En periodos vacacionales estos planetas aumentarían de población considerable y tendrían una gran oferta de ocio, pero mucho más familiar que el que hay en las colonias mineras y planetas de producción. Que no quita que haya suburbios y malhechores escondidos y dispuestos a hacer negocios turbios en estos planetas.

Minería en planetas gaseosos

Los planetas gaseosos, una vez que te puedes acercar lo suficiente a ellos sin morirte o desintegrarte por radiación, son una fuente de gases susceptibles a ser el principal combustible de las civilizaciones. Por ejemplo, hidrógeno. Así que el combustible tampoco sería un problema en un futuro.

Y hasta aquí mis divagaciones sobre minería y recursos en space opera. Para cualquier cosa están los comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario